jueves, 8 de septiembre de 2011

Ave Negra


"sigue llorando la tierra
por tanto amor derribado
la traición se ha disfrazado
no para la motosierra"
Chelo Vaca

**

Cuando me dijeron que estaba muerta no podía creerlo. Hacía dos semanas que había estado con ella.
El impacto emocional fue tan tremendo que me negué a aceptar que no la vería más.
Cierto es que hermanas bellas no le faltaban, no obstante, ella las superaba por una inocencia que la hacía fuertemente atractiva para los zopilotes libidinosos… y hambrientos.
En la plaza escuché que, luego de mancillarla, le hicieron tremenda herida en el vientre y la dejaron desangrar hasta que murió.
Profanando los templos milenarios de todos cuantos habían habitado en su piel, la desnudaron y la vistieron de un delgado manto verde.
Después, la exhibieron ante las fieras de la plaza, para ponerla en subasta.
Tras un largo encuentro, en el que todas las ofertas habían pasado de mezquinas y obscenas a insuficientes, se anunció un trato: la cortarían en pedazos y la venderían por partes.
Acordado lo anterior, se afilaron los colmillos y comenzó el espectáculo de gula más repugnante que haya visto.
Al final, cada quién se llevó en una cajita una parte del cadáver mostrándose muy satisfechos por su compra.
Pero… (y es aquí donde surge el pinche “pero” de siempre).
Pues, ¿qué creen que pasó?
Que al llegar a casa, esa pieza del cuerpo, sin aquel manto espeso y toda la vida en su seno y, por si fuera poco, separada de sus partes, era sólo una buena postal de un lugar violentado para visitar cada seis meses.
Y allí quedó Cacaluta pudriéndose, a tal grado, que despedía un fétido olor a humano.


***


**


*

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que aun podemos hacer algo, para que no muera cacaluta, y que siga siendo profanada aun más...

MiriaM dijo...

Samuel, felicidades... Creo que este texto es de lo mejor que te he leído. TE FELICITO!

supernova dijo...

que triste :( bien dice mafalda "me gusta la humanidad, lo que no tolero es a la gente" .. que mala noticia