viernes, 2 de julio de 2010

Canción de cuna para un Huevito

***
**
*

“Fumando vamos a casa
Cultivando amor
Cosecharé esperanza”

Zona Ganjah


Vi por fin un fragmento de cielo azul tras cuatro días de intensa lluvia en San Bernachi. Hizo un frío de perros que resultó positivo para el nacimiento de una gran variedad de hongos que constituyeron mi dieta esta semana. Es la primera vez que como más de 7 tipos de hongos, con antidoping previo, a fin de evitar la loquera en la comunidad.
El día lunes comí armadillo. Los señores lo frieron con pitiona (una yerbita para sazonar) y quedó riquísimo, qué puedo decir, hacía tiempo que no probaba tan exquisito manjar.
Regresé entre la llovizna a mi casa el día jueves porque, hoy fue la clausura la nena de la casa, así que no podía perderme semejante acontecimiento. Nos fuimos a ver la ceremonia de clausura al CBTis donde estudié el bachillerato y recordé con mucho entusiasmo mis años de bachiller (en los que casi no asistí pero me hice de un grupo sólido de amigos). Vi la irreverencia de “los Eléctricos” y escuché de nuevo a la banda de guerra de la escuela.
Por falta de costumbre, saludé a la bandera cuando se cantaba el himno, cosa que los civiles no hacemos, y para acabar de evidenciarme, mi viejecita linda se encargó de apartar lugares de primera fila, así que muchos vieron mi distracción. Luego, como no me sé muy bien el himno nacional pss tuve que hacerle como que cantaba.
El los honores a la bandera pss todo trancas, me emocioné al ver a mi nena marchando (lo del sentido patriótico dejémoslo para otro día, hoy no tengo ganas de discutir mi concepción de patria), y creo, en definitiva, que si hay algo que ha formado parte de mi identidad, es haber conocido a mi grupo de maleantes en aquellos años, para nada imaginaba que me iba a encontrar otros “piores” en la Umiar.
Y bueno, no hay festejo hasta el sábado 10.
Ya luego me vine a la casa porque no había barrido mi cuarto en semanas y mi mamá me miró así como que con cara de pocos amigos, y mejor me puse a desenterrar las ruinas de mi habitación.
Por cierto, mi viejita linda cumplió años el 26, así que me fui a buscarle algo para darle, pero no encontraba nada, así que (saque la imaginación pinchísima) le compré un bolso, supongo que le gustó más porque yo se o hubiera dado qué por el bolso, luego, me robé una rosa de su propio jardín y se la regalé. ¡Cómo quiero a esa condenadota!

Y bueno, me fui, les dejo esto que escribí para Viri y su “Huevito”. Es una pequeña canción de cuna que, curiosamente, carece de una tonada definida, así que eso le toca a la feliz madre. Está de más decirlo pero, Viri: sabes bien que te quiero mucho y que tengo mucha ilusión de ver a tu nene, aún tengo una sorpresa (que ya no es tan sorpresa) pendiente, espero que quede mejor de cómo la estoy pensando.


Canción de cuna para Larissa

Eres suave estambre,
felpa delicada,
un beso de ángel
por la madrugada.

Tintineo de gotas
de rocío fresco
dentro de mi vientre,
algodón del cielo.

Arenita tibia,
brisa de la playa,
canto de gaviotas,
suave polvo de hadas.

No tengo qué darte,
burbujita mía,
por ahora sólo
te ofrezco la vida.

Para compartirte
mi amor y ternura
te canto este breve
arrullo de cuna.

Duerme, pequeñita,
duerme, vive y sueña
que mis alas tibias
ansiosas te esperan.

*



Me fui, ya casi empieza a llover en Miahuatlán y como que las calles tenían un olor medio sospechoso hoy por la mañana, espero que no se alborote con el agua, suficiente hay con el movimiento electorero como para que encima el ambiente se empañe de olor a cañería.
Por cierto, estoy al pendiente de la amenaza Stoochera de reunirnos en San José, por cierto, ese pueblo se ve desde San Bernardo, tal vez haga una ruta alternativa en línea recta (favor de recoger lo que quede de mí).


***
**
*

3 comentarios:

Nosotras!! dijo...

No manches!!!

Me hiciste llorar y no sé si ando muy sentimental o las hormonas se alocaron, lo que sí sé es qué lo que escribiste está hermoso, tendrás que venir a cantarle también para que se duerma eh??

Ay niño no sabes la emoción que tuve ayer cuando la vi, cuando escuché su corazoncito y cuando la vi chupándose el dedo, no pude contener las lágrimas y mi mamá ni se diga... Estábamos contentas y emocionas, llegué a mi casa a hablar por teléfono a todos para contarles.

Todo está saliendo muy bien, y que todos estén contentos y esperen con gusto a mi nena me hace muy feliz...

Gracias por estar con nosotras y por darnos tu cariño, te queremos mucho y eres muy muy importante.

Estamos en contacto...

Besos!!

Barbara dijo...

Hay samuelito, no se donde skas tantas ideas, tienes una imaginaciòn que poks prsonas tienen, serias bueno escribiendo poemas contemporaneos, no seria mala idea jijiji... saludos y espero verte pronto.

Adios, besos y abrazos, cuidate mucho.

cArDbOaRd wInGs dijo...

Pocas cosas me causan esa sensación de placidez, pocas cosas me traen un suspiro envuelto en terciopelo transparente y pocas cosas me arrancan una sonrisa de los labios.

Gracias por todo, ^.^ espero verte pronto ñ.ñ!!!